Conéctate con nosotros

News Franquicias

News Franquicias

Emprendedores

La mirada diferencial del emprendedor

La mirada diferencial del emprendedor

Donde la mayoría ve un dificultad, el emprendedor ve una oportunidad. En el lugar donde todos ven problemas, el emprendedor encuentra soluciones. Donde la multitud tiene dudas, el emprendedor halla respuestas.

No es que los emprendedores sean seres extraordinarios ni posean capacidades especiales, tampoco superhéroes o personajes raros o exóticos; simplemente tienen una visión y una actitud positiva frente a las hechos y las cosas.

Algunos nacen con la capacidad de ver el lado positivo en cualquier situación, pero pueden perderla. La mayoría puede desarrollar esa capacidad aun cuando hayan nacido sin ella.

Unos y otros dependen de lo mismo: ejercitación y práctica constante de la actitud positiva. Los que la traen de la cuna para conservarla y los que no, para desarrollarla.

Ser positivo es indispensable para emprender. Sin esa condición mejor ni intentarlo. Nada peor que la profecía autocumplida.

Probablemente, este viejo cuento árabe los ayude a comprender la importancia de tener una mirada diferente y ser positivo:

“A un oasis llega un joven, toma agua, se asea y pregunta a un viejito que se encontraba descansando: ¿qué clase de personas hay aquí?

El anciano le pregunta: “¿qué clase de personas había en el lugar de donde tu vienes?”.

“Oh, un grupo de egoístas y malvados” replicó el joven. “Estoy encantado de haberme ido de allí”.

A lo cual el anciano comentó: “Lo mismo habrás de encontrar aquí.”

Ese mismo día, otro joven se acercó a beber agua al oasis, y viendo al anciano, preguntó: ¿qué clase de personas viven en este lugar?

El viejo respondió con la misma pregunta: ¿qué clase de personas viven en el lugar de donde tú vienes?

“Un magnífico grupo de personas, honestas amigables, hospitalarias, me duele mucho haberlas dejado”.

“Lo mismo encontrarás tu aquí”, respondió el anciano.

Un hombre que había escuchado ambas conversaciones le preguntó al viejo: “¿Cómo es posible dar dos respuestas tan diferentes a la misma pregunta?”.

A lo cual el viejo contestó: “Cada uno lleva en su corazón el medio ambiente donde vive. Aquel que no encontró nada bueno en los lugares donde estuvo no podrá encontrar otra cosa aquí. Aquél que encontró amigos allá, podrá encontrar amigos acá”.

Fuente: www.emprendedoresnews.com

27 de Enero de 2020

Más en Emprendedores

    Arriba